Pages

7 remedios naturales para eliminar los piojos y liendres en poco tiempo



Hay soluciones naturales muy eficaces que pueden ayudar a tratar este problema sin correr ningún tipo de riesgo y aportándole beneficios a la salud capilar. ¿Te gustaría conocerlas?

Los piojos y liendres son parásitos que se alimentan de la sangre de la persona que los tenga y, además de ser muy desagradables, también generan molestias como una fuerte comezón o pequeñas lesiones en el cuero cabelludo.

Los niños suelen ser los más afectados por esta plaga, debido a la facilidad de contagio que existe en lugares como los jardines infantiles o las escuelas.

Por ello, es muy importante que los padres estén muy atentos pues, de no detectarlos rápido, se pueden propagar y llegar a afectar a otros integrantes de la familia.

En la actualidad hay muchos tratamientos capilares y remedios comerciales que ofrecen una solución para acabar con estos insectos y sus huevecillos; sin embargo, gran parte de estos productos están cargados con químicos tóxicos que pueden provocar irritaciones en la piel o ser muy agresivos para los niños.

Hojas de eucalipto

El olor penetrante de las hojas de eucalipto ayuda a eliminarlos en poco tiempo, ya que altera el ambiente ideal para los piojos.

¿Cómo utilizarlo?

Incorpora unas cuantas hojas de eucalipto en una olla con agua hirviendo, déjala al fuego 5 minutos más y luego retírala.
Cuando haya reposado unos minutos y esté tibia, utiliza el líquido de la infusión para enjuagar la cabeza, desde las raíces del pelo.

Hojas de romero

El romero se conoce como una de las mejores hierbas para el cuidado capilar, ya que tiene propiedades que fortalecen el pelo, frenan la caída y ayudan a mantenerlo libre de plagas como los piojos y las liendres.

¿Cómo utilizarlo?

Consigue hojas de romero fresco e incorpóralas en una olla con agua hirviendo durante 5 minutos.
Déjalo enfriar el tiempo necesario y luego utiliza el líquido para lavar el pelo de la raíz hasta las puntas.

Vinagre de manzana

Los ácidos del vinagre de manzana tienen el poder suficiente para eliminar esta plaga y secar sus huevos.

Ten en cuenta que si hay mucha invasión es muy probable que este remedio no sea 100% eficaz y requiera de un complemento para óptimos resultados.

¿Cómo utilizarlo?

Prepara una mezcla 50/50 de vinagre de manzana y agua, y luego aplícate el líquido por todo el cabello seco.

Esencia de lavanda

El aceite de lavanda tiene un olor muy agradable para nosotros, pero para los piojos es lo más molesto que hay.

Su fuerte aroma, sumado a sus propiedades, puede ayudar a combatir estos pequeños bichos para eliminarlos de una vez por todas.

¿Cómo utilizarlo?

Consigue aceite esencial de lavanda en cualquier tienda naturista o herbolaria y aplícate una pequeña cantidad por todo el cuero cabelludo.

Aceite de coco

Otro de los buenos aceites para combatir los piojos y, de paso, aportarle nutrición al pelo, es el popular aceite de coco.

Este ingrediente tiene propiedades antibióticas y antivirales que previenen infecciones y hongos para un cabello más saludable.

¿Cómo utilizarlo?

Toma unas cuantas gotas de aceite de coco y aplícalo con suaves masajes por todo el cuero cabelludo.
Lo puedes utilizar a modo de acondicionador ya que suaviza el pelo y le deja un brillo único.

Aceite de árbol de té

Este aceite esencial se caracteriza por su acción antiséptica, antiviral y fungicida natural que disminuye la irritación del cuero cabelludo y aporta alivio a la comezón generada por las picaduras de los piojos.

Como en los casos anteriores, su uso habitual disminuye la presencia de los piojos en el cabello y, además, previene problemas como la caspa.

¿Cómo utilizarlo?

La primera opción es agregar unas 15 o 20 gotas de aceite de árbol de té en tu champú habitual.
La otra consiste en aplicar unas cuantas gotas sobre el cuero cabelludo y hacer suaves masajes con las yemas de los dedos.
En ambos casos la dosis debe ser mínima porque el exceso podría resultar perjudicial.

Ajo

El ajo es un ingrediente con alto poder antibiótico y fungicida que, además de prevenir diferentes tipos de hongos y gérmenes, también tiene un fuerte impacto sobre bichos como los piojos.

Su alto contenido de compuestos azufrados altera el ambiente adecuado para la supervivencia de estos desagradables insectos y gracias a ello ayuda a mantenerlos alejados.

¿Cómo utilizarlo?

Muele una cabeza de ajo completa y luego mézclala con medio litro de agua hirviendo.
Déjalo reposar, como mínimo, un par de horas, cuela y frota el líquido por todo el cuero cabelludo antes de ir a dormir. Cubre la cabeza con un gorro y déjalo actuar toda la noche.

Seo Progresi Consultores

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario